Ingredientes

Acai

AÇAÍ

Açaí o euterpe oleracea es una planta proveniente de la selva de la Amazonía. Es una fruta utilizada desde tiempos ancestrales por tribus brasileñas para tratar enfermedades de la piel.

Debido a sus propiedades antioxidantes concentradas ayuda al mejoramiento del cutis, lo mantiene con un aspecto saludable, protege del acné y las alergias.

Además de antioxidantes es rica en ácidos grasos (omega 6 y omega 9) que aportan brillo y un aspecto saludable a la piel.

Cera de Abejas

CERA DE ABEJAS

Al construir sus colmenas las abejas secretan una cera con muchos nutrientes y propiedades sanadoras. La cera tiene excelentes virtudes emolientes. Protege la piel de las impurezas en el ambiente y los cambios en el clima.

Forma una barrera protectora no invasiva que protege de los rayos del sol, y del frío y calor extremos, por lo que es ideal para proteger los labios.

Además, tiene cualidades cicatrizantes, nutre la piel, la suaviza y le aporta un aspecto brillante. Tiene increíbles cualidades antiinflamatorias y antibacteriales.

Cáñamo

Aceite de semilla de cáñamo

El aceite de cáñamo o cannabis sativa energiza la piel. Hidratante, regenerador y revitalizante, el aceite de cáñamo es especialmente útil para la piel seca, cansancio o deshidratación.

Regeneración de la piel y la hidratación de la piel madura seca se mejoran mediante el uso de aceite de cáñamo. Aumenta la elasticidad de la piel y la capacidad de retención de agua en los tejidos.

Resulta muy efectivo para tratar cuadros de acné adulto porque, además de tratar los síntomas, nutre la piel.

Aceite de girasol

Aceite de girasol

Las semillas de girasol o helianthus annuus producen un emoliente natural nutre, suaviza y retiene el agua sin tapar los poros. Es ideal para reparar la piel seca y dañada por los elementos. Cuando se aplica crea una barrera protectora que mantiene la humedad y mejora la apariencia de la piel.

En jabón, contribuye a crear una espuma estable, humectación y aporta una textura suave al jabón.

Hierbabuena

Hierbabuena – aceite esencial

El aceite esencial de hierbabuena o mentha spicata tiene un ligero efecto anestésico en la piel, por esa razón puede ser útil para reducir la irritación causada por plantas, toxinas o picaduras de insectos.

Es rica fuente de vitaminas y minerales incluyendo: hierro, manganeso, magnesio, folato, calcio, potasio, cobre, ácidos grasos omega 3, vitaminas A y C.

Su gran aporte nutritivo ayuda a combatir la resequedad de la piel causada por quemaduras de sol. La vitamina A ayuda a mantener un aspecto jóven y brillante en la piel.

Manteca de karité

Manteca de karité

La manteca de karité o vitellaria paradoxa proviene de un árbol que crece en el centro y oeste de África. Es un excelente humectante, con propiedades reparadoras excepcionales para la piel.

Además de suavizar la piel, le aporta flexibilidad y la hidrata en profundidad. En vez de quedar en la superficie de la piel, es absorbida por las células de la piel.

La manteca de karité es efectiva para tratar piel seca, manchas, cicatrices y arrugas en la piel. En jabón, es popular su uso dado que que contiene un porcentaje grande de ingredientes que no reaccionan con el alkali en la saponificación, por lo que permanecen en el jabón y nutren la piel.

Menta

Menta - aceite esencial

Debido a sus cualidades antisépticas, antipruríticas, astringentes y cicatrizantes el aceite de menta, mentha pipperita, es ideal para el tratamiento de las anomalías en la piel.

También tiene efectos antiinflamatorios y analgesicos adecuados para aliviar algunos problemas musculares. Este aceite esencial contiene mentol, que es sumamente beneficiosos para la piel porque crea una sensación calmante.

Nutre la piel apagada y mejora la textura de la piel demasiado brillante. También se le usa para tratar la inflamación causada por picaduras de insectos.

Vitamina-e

Tocoferol (vitamina E)

La vitamina E y la piel se llevan muy bien. El aceite de vitamina E es un remedio habitual para retardar el envejecimiento de la piel.

El acetato de tocoferol es un suplemento de vitamina E y juega un rol fundamental en la nutrición de la piel. Brinda una enorme protección de los rayos UV y ayuda a prevenir problemas como la hiperpigmentación.

El tocoferol también inhibe la pérdida de la capa más externa de la piel, por lo tanto, evita la sequedad cutánea. Ayuda a mantener niveles óptimos de humedad en la piel y también cumple una función terapéutica y regeneradora en las pieles dañadas.

Aceite de oliva<

Aceite de oliva

El aceite de oliva u olea europaea contiene propiedades antioxidantes y de anti-envejecimiento. Su poder de absorción es superior a los aceites minerales.

Es un excelente agente para la buena hidratación de la piel. Este aceite contiene saponinas, excelentes agentes espumantes. En jabones, contribuye a la dureza del jabón en barra, a espuma estable, acondicionamiento y humectación.

Atrae humedad externa a la piel, ayudando a que la piel se mantenga suave. Usado tradicionalmente en jabones de Castilla. Excelente para bebés y adultos mayores.

Aceite de coco

Aceite de coco

El nombre científico del coco es cocos nucifera. Los primeros navegantes españoles lo llamaron coco, que significa “cara de mono”, debido a las tres hendiduras que se asemeja al rostro de un primate.

El aceite de coco tiene propiedades restauradoras e hidratantes debido a su alto contenido de ácidos grasos saturados. Apoya la cicatrización y reparación de los tejidos, funciona como antioxidante protector, reduce los síntomas asociados a enfermedades cutáneas como la psoriasis, eccema y dermatitis.

Suaviza la piel y ayuda a aliviar síntomas de sequedad y descamación. También tiene una buena protección de los efectos perjudiciales de la radiación UV.

Aceite de palma

Aceite de palma

El aceite de palma o elaeis guineensis es un aceite vegetal rico en ácidos grasos, vitaminas, antioxidantes y nutrientes. Por sus altos niveles de vitaminas A y E, es un excelente ingrediente para productos de cuidado de la piel, contiene antioxidantes que la curan y la protegen.

El aceite de palma es humectante y un surfactante natural, aporta los nutrientes esenciales para mantener la elasticidad de la piel. Tiene propiedades que aumentan la dureza y extienden el tiempo de uso del jabón.

El aceite de palma que utilizamos en nuestros jabones en barra tiene una certificación RSPO, que garantiza que procede de recursos sostenibles que no dañan el medioambiente.

Aceite esencial de té de limón

Aceite esencial de té de limón

Las hojas de té de limón, cymbopogon, conocido como lemongrass, son hierbas endémicas de la India, cultivadas en Sri Lanka, Brasil y algunas áreas de África.

Tiene muy buenas cualidades para tratar las afecciones de la piel como el acné debido a sus cualidades astringentes. También es utilizado para calmar dolores de las articulaciones por personas que padecen de reumatismo y artritis.

Sus propiedades refrescantes son ampliamente utilizadas en aromaterapia, ayuda al bienestar del sistema nervioso, relaja los músculos y reduce la presión arterial.

Aceite esencial de lavanda

Aceite esencial de lavanda

El aceite esencial se consigue al destilar la lavanda o lavandula officinalis, un arbusto procedente de los países mediterráneos de Europa y África, con ramas espigadas y flores de un color morado muy agradable.

Descubierto hace miles de años, el aceite de lavanda fue uno de los primeros aceites esenciales en ser utilizados para propósitos medicinales. Es usado en aromaterapia para reducir el estrés y ansiedad por su aroma es relajante.

También ayuda mantener la piel en un estado óptimo y a regenerar cualquier zona dañada por quemaduras o anomalías en la piel.

Avena

Avena

La semilla de avena o avena sativa es utilizada para la piel como un anti-irritante, anti-inflamatorio, emoliente, nutritivo y rejuvenecedor.

Copos de avena son utilizados como un exfoliante en el baño para suavizar la piel y aliviar la picazón, eczema, urticaria, el reumatismo y la neuralgia, y como una máscara para los puntos negros, arrugas, piel seca y piel grasosa.

Proporciona una poderosa acción limpiadora porque absorbe toda la suciedad y residuos que se acumulan en los poros. Mantiene el pH de la piel gracias a las proteínas que contiene.

Salvado

Salvado

El salvado es el producto que queda al refinar los granos de los cereales. Es utilizado para la piel como un tratamiento para el acné y la piel seca.

Elimina la sequedad y alivia la comezón. Es un exfoliante natural, estimula la circulación, limpia y nutre todos los tipos de piel. También es utilizado para hacer mascarillas y tratar anomalías cutáneas.

Se utiliza además para hacer baños regeneradores que limpian las impurezas de la piel y la mantienen con un aspecto agradable.

Aceite de ricino

Aceite de ricino

El aceite de ricino es extraído de la planta ricinus communis, conocida como la higuera infernal o higuerilla.

Es una planta endémica de la región tropical de África y hoy en día se cultiva en distintos climas tropicales de América, África y Asia. El aceite es usado para tratar quemaduras solares, acné, piel seca, estrías y cicatrices.

Este aceite puede penetrar profundamente la piel y estimular la producción de colágeno y elastina, que ayuda a suavizar e hidratar la piel. Retrasa la aparición de arrugas y líneas finas.

Extracto de romero

Extracto de romero

El aceite de romero o rosmarinus officinalis tiene poderosas propiedades desinfectantes y antisépticas que ayudan a tratar el acné y la piel grasosa.

Es antioxidante, hidratante y tonificante, por lo cual retrasa el efecto del envejecimiento en la piel, eliminando arrugas y bolsas en la piel, manteniéndola firme y saludable.

Sus propiedades de regeneración de células ayudan a tratar condiciones visibles de la piel y a sustituir el tejido dañado, reduciendo la aparición de cicatrices y manchas.

Ácido cítrico

Ácido cítrico

El ácido cítrico se extrae de diversas frutas cítricas, es uno de los ácidos naturales más comunes del mundo.

Se encuentra el los sistemas digestivos y se puede añadir a alimentos y productos de limpieza por igual sin representar peligros tóxicos para los consumidores.

En cosmética se utiliza para ajustar el nivel de pH para evitar que las fórmulas de los productos se vuelvan demasiado alcalinas. También actúa como conservante, antioxidante, astringente, y exfoliante suave para la piel.

Hidróxido de sodio

El hidróxido de sodio

Es un compuesto químico de fórmula NaOH. En su forma pura y a temperatura ambiente, el hidróxido de sodio es un sólido de color blanco y sin olor.

Durante el proceso de saponificación el hidróxido de sodio desaparece y se convierte en una sal alcalina, es decir, jabón. Se utiliza en nuestros jabones en barra porque aporta una consistencia sólida.

Hidróxido de potasio

Hidróxido de potasio

El hidróxido de potasio es un compuesto químico de fórmula KOH. El proceso de saponificación consiste en la transformación de grasas en sales alcalinas o jabón. En dicho proceso se elimina completamente el hidróxido de potasio.

El hidróxido de potasio produce jabones más blandos, es un precursor significativo de la mayoría de jabones suaves líquidos, y está presente en numerosos compuestos químicos que contienen potasio.

Debido a su suavidad, los jabones de potasio no necesitan tanta agua para licuarse y contienen buenas cantidades de agente limpiador.

Manteca de mango

Manteca de mango

La manteca de mango o mangifera indica, tiene una composición similar a la de karité y cacao, sin embargo, su contenido de ácidos grasos es ligeramente diferente y aumenta el espectro de agentes antioxidantes y vitaminas.

Tiene propiedades emolientes naturales, una alta capacidad oxidativa, es muy efectiva para estimular la cicatrización de heridas y la regeneración cutánea.

Ha sido utilizada tradicionalmente como ingrediente de cremas de cuerpo y cara porque suaviza, calma, hidrata, restablece la elasticidad y reduce la degeneración de las células de la piel.

Mica

Mica

La mica posee partículas iridiscentes que le proporcionan luminosidad, es muy útil en productos cosméticos para aportar brillo.

Las micas son minerales pertenecientes a un grupo numeroso de silicatos de alúmina, hierro, calcio, magnesio y minerales alcalinos.

Figuran entre los minerales más abundantes de la naturaleza. Constituyen casi el 3.8% del peso de la corteza terrestre. Se pueden encontrar en rocas intrusivas ácidas y esquistos micáceos cristalinos. Se caracterizan por su flexibilidad, elasticidad y brillantez.

Carmín

Carmín

El carmín o dactylopius coccus es uno de los colorantes más antiguos. Se emplea en Europa desde hace 300 años.

Su poder tintóreo se deriva del ácido carmínico que se encuentra en la cochinilla. El carmín es utilizado como pigmento o como colorante, cuando se emplea como pigmento su método de coloración es por disolución y en ella la fuerza de coloración es directamente proporcional a su pureza. Cuando se emplea como colorante sólido su método de coloración es por dispersión.

Lanolina

Lanolina

Es un producto natural que proviene de la lana del ganado ovino. Se le considera un potente emoliente e hidratante.

La lanolina sanitaria tiene un uso tópico, es hipoalergénica y bacteriostática. Es aplicable sobre las pieles secas, ásperas y agrietadas, se utiliza como base excipiente de pomadas, ungüentos, cosméticos, lubricantes e ingredientes de jabones.

Resulta muy efectiva como emoliente en áreas de la piel lastimadas o rajadas. En algunos lugares se aplican lanolina en la nariz para combatir los resfriados convencionales.

Óxido de hierro

Óxido de hierro

El óxido de hierro es utilizado en los cosméticos debido a su forma de pigmentación y compatibilidad con la piel. Se compone a partir del hierro y el oxígeno. Se conocen 16 óxidos de hierro distintos.

El óxido ferroso procede del interior de la tierra y sube a la capa superficial donde queda atrapado entre las capas de piedra, donde se enfría y adquiere diversas tonalidades.

Puede ser desde ocre y amarillentas hasta tonalidades negras, rojas, marrones y anaranjadas.

Dióxido de titanio

Dióxido de titanio

El dióxido de titanio es de suma importancia como pigmento blanco por sus propiedades de dispersión, estabilidad química y porque es libre de toxinas.

El dióxido de titanio es el pigmento mineral más importante a nivel mundial. Tiene muchas aplicaciones en casi todas las industrias, en la cosmética se utiliza como un absorbente no invasivo de rayos UV.

Es compatible con la piel y las mucosas. Además, tiene un factor de dispersabilidad en soluciones orgánicas.