¿Cómo salvar vidas con una barra de jabón?

El increíble poder del jabón como una herramienta de prevención

Cada día 2 195 niños mueren a causa de diarrea en el mundo. Es decir, cada dos meses mueren alrededor de 131 700 niños. Es un número nefasto, sobre todo si vemos más allá de las estadísticas; nos topamos con rostros, sonrisas y nombres apagados por circunstancias altamente tratables a través de la prevención. Algo tan simple como acceso a jabón y fuentes de agua podría resolver en gran medida esta situación.

Pongamos este terrible problema en términos más tangibles: Imagina el estadio Camp Nou durante El Clásico.

Estadio Camp Nou, Barcelona

Estadio Camp Nou en Barcelona, España

Tiene una capacidad de aforo de casi cien mil espectadores. Miles de personas, prácticamente imposible distinguir a alguien dentro de la abrumadora masa de seres humanos. Sin embargo, el estadio repleto no es suficiente para albergar la cantidad de niños que mueren cada dos meses; necesitaríamos casi un estadio y medio para hacerlo. ¿Alarmante cierto?

Regresemos 10 años en la historia, allá por el 2005 cuando el nuevo milenio entraba tímidamente en nuestras vidas. ¿Cuántos meses han transcurrido en la última década? Si cada año tiene 12 meses, multiplicamos 10 años por 12, obtenemos 120 meses. De esos 120 meses cada 2 representan 131 700 muertes. Aproximadamente han muerto 7 902 000 niños por la diarrea en la última década.

¿Qué es la diarrea?

De acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), la diarrea es una de las principales causas de muerte infantil y se encuentra estrechamente vinculada a la malnutrición, otra de las causas principales de mortalidad. Pero ¿sabes realmente qué es la diarrea?

No estamos hablando de los malestares que sufres por algún inconveniente digestivo. La OMS define la diarrea como “la deposición, tres o más veces al día (o con una frecuencia mayor que la normal para la persona) de heces sueltas o líquidas”. Es provocada normalmente por infecciones alimenticias y contacto con fuentes de agua contaminadas.

Uno de los principales riesgos de las enfermedades diarreicas es la deshidratación, causa pérdida vertiginosa e incapacidad para retener líquidos en el cuerpo. Los episodios diarreicos frecuentes en los niños provocan malnutrición y sin tratamiento se agravan hasta circunstancias fatales. En 2012 las enfermedades vinculadas con la diarrea mataron 1.5 millones de personas, la misma cantidad que el VIH.

¿Qué causa la diarrea?

Los principales factores que propician la proliferación de enfermedades diarreicas son la falta de acceso a fuentes de agua inocuas y contaminación de alimentos por falta de mecanismos eficientes de aseo. A nivel mundial 780 millones de personas no tienen acceso a una fuente de agua limpia. Un hecho bastante contradictorio si observamos la capacidad humana para domesticar la naturaleza y nuestro entorno, podemos explorar otros planetas y mover información a velocidades inconcebibles.

Es inaudito que sigan existiendo brechas de desigualdad tan marcadas, debemos repensar los modelos de desarrollo en los que estamos viviendo ¿Somos realmente inclusivos y democráticos? Los niños siguen muriendo por causas que todos los países tienen la capacidad económica de solventar: el jabón no es una estrategia onerosa y permite solventar un problema complejo. Diversos estudios han demostrado que el acceso a fuentes de agua inocuas y jabón reduce considerablemente el índice de mortalidad por diarrea y enfermedades infecciosas en niños.

Como salvar miles de vidas

De acuerdo con globalhandwashing.org la muerte de neo-natos ha disminuido de 33 por cada 1 000 en 1 990 por 21 por cada 1 000 en 2012. Todas las regiones estudiadas vieron considerables disminuciones en la cantidad de muertes en proporción a años anteriores. Latinoamérica y el Caribe alcanzaron formidables mejorías en las tasas de mortalidad anuales.

Y esto, en gran medida, se debe a las campañas de información y prevención creadas por diversas organizaciones que se persiguen modelos de desarrollo sostenible para las comunidades. La reducción de las brechas de pobreza, el jabón y la educación son factores que se complementan. Porque el acceso a fuentes de agua y jabón representa niños más saludables, la salud mejora la cantidad de días que un niño asiste a la escuela y en las posteriores oportunidades a las que podrá acceder. Personas más productivas y educadas inciden fuertemente en la economía de los países, por lo tanto en la calidad de vida y el desarrollo.

Falta mucho por hacer si queremos generar cambios significativos en las dinámicas sociales y proveer nuevas oportunidades de vida en las regiones con mayores índices de pobreza. Sin embargo, esos cambios dependen de alguien que tome la decisión para ejecutarlos. La buena noticia es que tú puedes involucrarte y hacer algo: comparte este artículo y cuéntale al mundo cómo algo tan simple como el jabón puede salvar miles de vidas.

¿Qué es lo más trágico que podrías hacer?

No hacer nada

 




Ruben Lopez
Ruben Lopez

Autor



Dejar un comentario

Aprobaremos los comentarios antes de que se muestren.